Biografía

Después de mi licenciatura, obtuve mi grado (Mención Pintura) en la Escuela de Arte de la Universidad Católica de Chile. Tuve el privilegio de tener como maestros a los ganadores del Premio Nacional José Balmes y Gracia Barrios, también distinguidos artistas como Gonzalo Cienfuegos.

Participé en el taller del artista Eugenio Dittborn, conocido internacionalmente, para artistas que desean analizar su lenguaje en el arte. Después de ésta búsqueda, me acerqué al estudio de Huara Huara, dirigido por Ruth Krauskopf, donde soy miembro desde hace 7 años. También trabajo en mi estudio privado, y asisto a Huara Huara para compartir críticas y actividades.

Mi trabajo en escultura de arcilla es sobre la simplicidad de las formas, la textura, la naturaleza y la magia étnica. He tenido tres exposiciones individuales y diecinueve exposiciones colectivas en Chile, una en Francia. Ahora mismo he sido seleccionado, entre muchos postulantes, para el Pabellón de Chile en la Bienal de Revelaciones 2019, Grand Palais, París.

Fui seleccionado para la Bienal Internacional de Cerámica Coreana 2019 KICB, para la exposición web, en Gyeonggi-do, República de Corea.

Statement

 

Mi propuesta es comenzar desde el origen, desde el misterio, desde lo esencial, tratando de evocar en cada escultura una relación con el origen, la pureza y lo primitivo.

En mis trabajos, pretendo desarrollar un lenguaje de signos, símbolos y códigos que se conectan en un viaje hacia lo esencial.

Me interesa trabajar con formas simples, como el círculo, y con los diferentes significados que tiene y que tuvo a través de los tiempos. Por ejemplo, "protección", y las antiguas ciudades amuralladas, el muro como protección, "el anillo" como un símbolo de compromiso que utilizamos hoy en día, "unidad", "infinito" entre otros.

A través de la forma intento captar la belleza y la sencillez. Tratando de evocar los pueblos originarios, específicamente con el arte textil. 

Creo que el artista es como un viejo chamán, porque ambos, trabajan con una fuerza creativa, y ambos dejan en su creación y ritual un sentimiento o un poder atrapado en la pieza.

Tanto el artista como el chamán utilizan la fuerza creadora de la naturaleza para capturar la realidad que se está creando, el artista en su obra de arte y el chamán en su ritual.

El trabajar es un ritual que tiene mucha magia, porque en ese momento de trabajo, es cuando se captura una emoción o sentimiento en la obra de arte o se esculpe y queda atrapado en ella.

La pieza de arte y el ritual sagrado tienen cierta independencia una vez que se crean, sin embargo, se mantiene un hilo mágico o virtual que unió al creador y al espectador de la pieza de arte. A veces el espectador, aunque esté en su subconsciente, puede volver a vivir la intención del artista.

© 2023 by Demi Watson. Proudly created with Wix.com